NWLSO-UPR is the proud awardee of Ms. JD’s 2017 Law School Chapter Award

Our chapter is thrilled to announce it has been selected for the Law School Chapter Award to be given at this year’s Ms. JD’s Annual Conference in Chicago- Promoting Retention Opportunity Partnership Excellence and Leadership (P.R.O.P.E.L.) this March. The award is given to a law school organization that champions the advancement of women law students through, for example, chapter initiatives (including pre-law initiatives), programming or recruitment.

thaaqib-acadia-academy-cordially-invites-you-to-1

NWLSO-UPR was founded in 2014 and launched its most successful program yet–the Student Mentorship Program, where upper-class students are paired with new students for a year of networking, guidance, and empowerment. Since then, along with other initiatives and activities, it has grown and empowered many women at the University of Puerto Rico School of Law. Our goal is to keep promoting our strength in unity and advocating for equality in the profession. NWLSO congratulates the other awardees in receiving a Ms. JD Award and is honored to be part of such a remarkable group of leaders. To learn more about the other awardees please click here: http://ms-jd.org/blog/article/ms.-jd-is-excited-to-announce-the-2017-ms.-jd-honors-awardees. Myraida Meléndez, our current President, will be receiving the award at the Conference this year on behalf of our organization.

Advertisements

The Woman of Color’s Burden: Reflections on the 2016 Ms. JD Conference

By: Alexandra Sabater Baerga*

Her voice breaking and head held high, Noorain Khan, a Muslim woman and lawyer, shared the “microagressions” she faces every day and the underlying worries that persist in the back of her mind. Would they have hired me if I still wore a hijab? How do I find the time to pray during the workday?

Khan, one of the participants in the first panel, aptly titled “With our Powers Combined: Intersectionality and the Law,” of the annual Ms. JD Conference, called on the two hundred and thirty-five attendees gathered at the NYU School of Law to prevent these wrongs. Her shoulders then drooped, and with a tone that conveyed more exhaustion than exasperation, she explained that all too often women of color were left alone with the burden of educating others, of carrying out the emotional labor, of coping, of transforming institutions so that they work for them as well.

This, I find, is the Woman of Color’s burden. A far cry from the imperialist White Man’s burden, this burden consists of reeducating, of creating safe spaces, of making it so that being a W.A.S.P. is simply an adjective, not a standard, of reaching the basic, necessary and yet elusive concept of equality. It is a burden that grows exponentially when factors such as gender, sexual orientation, race and religion intersect. The way these overlapping of characteristics affect how a person self-identifies, and the oppression they face, is known as intersectionality.

IMG_20160219_082843

Michele Coleman Mayes, the Vice President of the New York Public Library, matter-of-factly proclaimed that law, as a profession that seeks to uphold justice, fairness and equity, does not have the “luxury” to forego introspection and disregard a discussion of intersectionality. Coleman spoke of how not only is it impossible for her to separate the black and female portions of her identity, but that doing so would simply be a disappointment. This being true despite her affirmation that women of color are repositories for every stereotype, constantly underestimated and routinely questioned. For these reasons, minorities oftentimes feel the subconscious need to hide parts of who they are to assimilate, also known as “covering.” Even a person as accomplished as Coleman shared that while being a partner at a law firm, she questioned whether or not she should change the African Art that adorned her office after co-workers commented on it.

Ms. JD did a great service by bringing the topic of intersectionality front and center, instead of relaying it to one of its breakoff sections tailored to women of color. Far too often only those affected by oppression, seeking solace and tools to manage it, come forward to discuss identity politics. While these spaces are definitely needed, the woman of color’s burden will only be alleviated when everyone participates and is educated. Various attendees from states such as Montana and Kentucky frankly shared that they could count on one hand the people of color in their law schools and that these types of discussions simply never take place.

 

12079119_10156533236115223_5693537456333932088_n
Part of NWLSO’s attendees to the Ms. JD Conference. On the far left, immediate past Ms. JD President, Katie Larkin-Wong and current Ms.JD President, Raychelle Tasher.

 

Everyone in the conference room gasped as Julie Alarcón, another panelist and student at UC Hastings School of Law, shared her anecdote of a classmate confusing her for another Latin law student because “they all look the same.” Although widespread disbelief is the appropriate response to such an account, it simply isn’t enough. Education beyond the sharing of horror stories is fundamental to eliminate the less obvious microagressions, let alone achieve progress, because as Khan shared, oftentimes people at the top don’t know how to make change.

So what is changing and what can be done? Coleman confirmed that the ABA’s Commission of Women is working on an amendment to the Model Rules of Professional Conduct to prohibit bias outright, beyond harassment and discrimination. Alarcón emphasized that women of color have to learn how to sell their characteristics as an asset. For instance, bilingual women should emphasize that when discussing their compensation. Finally, Khan encouraged everyone, even those who aren’t people of color, to learn how to be an ally, to listen, to help when asked and most importantly, to simply live with compassion and think about how they judge others. Some may argue that this seems trite, but this is no small feat. The only way to reduce the Woman of Color’s burden is through widespread education that focuses on comprehending and valuing the unique struggles and strengths related to possessing intersecting characteristics.

*Alexandra Sabater Baerga is currently a third-year law student at the University of Puerto Rico School of Law. She has been a part of the NWLSO since it was founded in 2014. During her time in law school she has worked as a teacher’s assistant for Professor Efrén Rivera Ramos, as a two-time Summer Associate at the firm McConnell Valdés LLC and as a judicial intern for the First Circuit Judge Juan R. Torruella. Her interests consist primarily of Constitutional and Labor Law. In her free time she enjoys anything related to art, music and poetry.

 

Conferencia Anual de Ms. JD: “Superwomen JDs” 19 de febrero de 2016

Por: Viviana Ali Fortuño*

Luego del NWLSO haber participado de la conferencia anual de Ms. JD en San Francisco, California el año pasado, se nos presentó la oportunidad de asistir a tan magno evento nuevamente. Esta ocasión el evento tuvo lugar en la Escuela de Derecho de New York University, mejor conocido como NYU.

Este año la dinámica fue mucho más pro-activa y variada. Desde el momento de inscripción y de recoger el panfleto que contenía el horario y los invitados a los paneles, te asignaban un número de mesa con personas completamente ajenas. El propósito fue “networking”. Este ha sido un concepto de suma importancia para nuestra organización y como futuras profesionales del Derecho. El poder desarrollar la capacidad de un “networking” efectivo puede abrir puertas a nuevas oportunidades de conocimiento y de empleo. Sentarse en la mesa y conocer más a fondo a personas de diferentes partes de Estados Unidos, involucradas(os) de una manera u otra con la organización de Ms. JD y descubrir que tienen similares opiniones que uno sobre un tema en particular, es impresionante.

 

12744255_10156533239230223_8977678615282241644_n
Parte del grupo que asistió a la Conferencia, todas parte del programa de mentoría estudiantil de NWLSO.

El tema este año de la conferencia hizo mucha referencia a ese súper poder interno en cada uno de nosotros y cómo ponerlo en marcha dentro del aspecto profesional del Derecho. Pero sobre ese súper poder, siempre surgen obstáculos. Uno de ellos siendo el de mayor impacto para la comunidad femenina en el campo del Derecho, la falta de diversidad y el “bias”.

Es bien sabido que el mundo profesional, durante muchos años, ha sido dominado por el género masculino. El Derecho no es la excepción. Hoy en día son más las mujeres aceptadas a nivel estadístico a las escuelas de Derecho a través de toda la nación y los territorios de Estados Unidos, incluyendo Puerto Rico. Sin embargo, cuando se trata de adentrarse al campo profesional, son bien pocas las mujeres, siendo la excepción aún durante este milenio, las que ascienden a puestos de alto rango en los bufetes, organizaciones, corporaciones, entre otros. Esto dado a que no todo el mundo está viviendo el cambio actual y adaptándose a los nuevos tiempos libres de prejuicios y discrimen, aceptando la diversidad y minorías como la nueva sociedad predominante en el campo profesional.

El primer panel compuesto por Noorian Khan, Program Officer adjunto a la Oficina del Presidente en el Ford Foundation, Julie Alarcón, estudiante de derecho en la Universidad de Hastings en California y Ms. JD Fellow y Michele Coleman Mayes, Vicepresidenta, General Counsel y Secretaria del New York Public Library y Chair del American Bar Association Comission on Women in the Profession, trató el tema de “With our powers combined: Intersectionality and the Law”. Cada miembro del panel presentó sus experiencias personales en el ámbito profesional con este aspecto de “intersectionality” y “bias”. Cada una ha experimentado la poca diversificación que existe hoy en día en la profesión legal, desde ser estereotipada por ser latina, marginada por su religión musulmana o hasta minimizar la opinión por color de piel.

Sin duda, cada relato tocó muy a fondo a cada una de las personas dentro del salón. Escuchar cómo hoy en día, a pesar del cambio constante que está ocurriendo y que va tomando mayor forma y fuerza, aún existe ese prejuicio y marginalización por raza, sexo, religión, género e incluso orientación sexual. “Be super, be women”, así finalizó su discurso Michele Coleman Mayes, enfatizando que el tren del cambio en la profesión legal va a toda marcha y podemos o ser parte del cambio o quedarnos de brazos cruzados y continuar en una ignorancia perpetua.

 

12733453_10156533237240223_6101788464280267078_n
Izquierda: Karim O. Salamán Sánchez, actual coordinadora de eventos de NWLSO.  Derecha: Laneyscha Echevarría Méndez, actual representante 2L de NWLSO.

Durante una breve dinámica luego de la primera ronda de invitados, en cada mesa se pudo discutir cómo ser el cambio y en qué maneras hemos experimentado personalmente la poca diversidad y ese “bias”. Cada una pudo en su grupo discutir su sentir. Interesantemente, en mi mesa pude apreciar algo que muchas veces ni notamos. Muchas de las personas en mi mesa eran mujeres americanas, blancas de ojos claros y rubias; lo interesante fue escuchar cómo ellas mismas se sienten estereotipadas por su raza cuando ocurren frente a ellas situaciones donde se marginan o menosprecian a las minorías ya sea en sus empleos o hasta en su salón de clase.

“El hecho de que luzca de esta manera no es sinónimo a ser partícipe del discrimen”, recuerdo dijo una de ellas. “En mi salón de clases no hay diversidad, y es algo que debe cambiar”, dijo otra. Y es la realidad. Lucir un aspecto “conforme” a los estándares de las sociedad no te categoriza inmediatamente como perteneciente a ese grupo “elite” que divisa la minoría como algo lejano y menospreciado. Ellas también piensan igual que aquellos de nosotros que quizás hemos experimentado esa poca diversificación más a fondo ya sea por nuestra cultura, raza, etnicidad.

¿Cómo lograr el cambio? Simple, educación. Aquellas personas que discriminan lo hacen por crianza muchas veces y porque no se educan fuera de las paredes que los han institucionalizado a pensar de cierta manera. No cabe duda que hay que reconocer la realidad de que no todo el mundo en el campo profesional que llevan ya muchos años, estén dispuestos a cambiar y a educarse sobre el cambio y la nueva realidad, pero no se pierde nada con intentar. La importancia del lenguaje, cómo transmitir el mensaje, cómo presentarse son aspectos muy importantes para educar correctamente a las personas sobre esta realidad de la poca diversidad que acoge el mundo profesional del Derecho.

Luego de este primer panel, surgen diversos paneles donde cada persona podía escoger a cuál asistir. Uno de los paneles fue compuesto por: Paula Edgar, Anna Romanskaya, John Lim y B. Foster Blair, quienes discutieron el punto sobre “Finding Your Superpowers: Defining Your Emblem and Forming Alliances”. El otro fue compuesto por: Professor Barry Friedman, Christine Sifferman, Amber Mason, Melissa Colon-Bosolet and la Capitana Taylor Mattson, donde discutieron el tema de: “Law School: Find, Build, Harness Your Superpowers and Triumph”. Tuve la oportunidad de asistir a este segundo panel.

El mismo fue sumamente interesante y algunos de los puntos que se lograron traer a colación fueron: perseverar en la escuela, desde el inicio no quedarse de brazos cruzados, salir en busca de oportunidades desde el comienzo, no limitarse. Fue sumamente interesante porque los panelistas todos acordaron en similares aspectos en cuanto a ser proactivo. “No te quedes echado hacia atrás esperando a que las cosas caigan por sí solas”, recuerdo dijo el Profesor Friedman. “Diversificarse más allá de las notas en clase y los exámenes, sean ‘multi-tasking’ y manejen varias cosas a la vez”, dijo la Licenciada Melissa Colón-Boset.

Hay que desde el inicio de tu carrera como estudiante de derecho hasta entrar al mundo profesional, saber tener un balance. Tomarse el tiempo de hacer las cosas bien y no tener miedo a decir que “no” en circunstancias donde te veas sumamente atareada y realísticamente no podrás llevar a cabo las tareas de manera eficiente. Este aspecto de sinceridad y de reconocer los límites de uno es la base a relaciones orgánicas con tus compañeros, profesores, asesores y patronos. Hay que salir de esa zona de conformidad y no tener miedo a exponerse a un ambiente nuevo y mostrarte tal y como eres.

Esa es la base del éxito, ser quien eres, conocer tu entorno y dentro del mismo no dejar de ser uno mismo. Por eso mismo uno se orienta, se educa para poder perseverar en cada reto. “Own the room” fue el marco de este panel. “Confide in the woman you are, walk with a purpose.” Estas fueron frases que permanecen muy grabadas en mi mente y que puedo aplicar hoy en día cuando esté en busca de un empleo, cuando socialice con mis colegas, cuando esté desarrollando ese “networking” que tan importante y clave es en nuestra profesión, ya que a fin de cuentas uno sale al mercado como un nuevo producto y quiere diversificar sus horizontes y atraer nuevos mercados de interés.

Durante el receso de almuerzo, mientras dialogábamos con quienes ya iniciamos las conversaciones en la mesa, tuvimos la oportunidad de escuchar a Anna María Chávez, CEO de las Girls Scouts de los Estados Unidos y a Katherine Larkin-Wong, Asociada en Latham & Watkins LLP y pasada presidenta del Ms. JD. Dialogaron sobre la formación de mujeres profesionales desde pequeña edad mediante organizaciones o programas educativos e involucradas con la sociedad como lo es las Girls Scouts. Discutieron la capacidad de que estos programas sirvan como plataformas de formación y desarrollo de futuras líderes en sus respectivas comunidades. Sin embargo, lo más impresionante de este panel es el aspecto constante de la conferencia: diversificación.

 

IMG_20160220_003053
Parte del grupo posa con la CEO de Girl Scouts of America, Anna María Chávez. Al acercarnos a ella y presentarnos como estudiantes de Puerto Rico, la Sra. Chávez exclamó “boricuas” con mucha alegría.

Como último panel del cual todos los participantes de la conferencia pudieron participar fue aquél compuesto por: Jaya Saxena, Directora Asistente del programa Diversidad e Inclusión de la Universidad de George Washington, Escuela de Derecho, Gail Cummings, abogada y psicoterapeuta y Kristen Knepper, Directora Creativa de Vue Avant Consulting LLC, quienes discutieron el tema: “No need for Disguise: Using Mindfulness to Become a more Self-Aware Professional”. Este panel resultó ser muy interesante porque se incorporaron aspectos psicológicos ante la manera de pensar y proyectarse como un profesional. No dejar atrás quienes somos por tratar de encajar dentro del marco conceptual aceptado y establecido por la sociedad sobre lo que se entiende como imagen profesional. No dejar de ser mujer ni dejar nuestra feminidad a pesar de entrar a un campo de batalla mayormente dominado por la figura masculina, el famoso “boys club”. Esto resulta muy enriquecedor porque muchas veces dejamos de ser quienes somos por tratar de “fit in” sin llamar mucho la atención a ese aspecto que marque la diversidad o la individualización.

Este panel resultó ser muy interesante porque se incorporaron aspectos psicológicos ante la manera de pensar y proyectarse como un profesional. No dejar atrás quiénes somos por tratar de encajar dentro del marco conceptual aceptado y establecido por la sociedad sobre lo que se entiende como imagen profesional. No dejar de ser mujer ni dejar nuestra feminidad a pesar de entrar a un campo de batalla mayormente dominado por la figura masculina, el famoso “boys’ club”. Esto resulta muy enriquecedor porque muchas veces dejamos de ser quienes somos por tratar de “fit in” sin llamar mucho la atención a ese aspecto que marque la diversidad o la individualización.

Sin duda alguna esta conferencia fue una tremenda experiencia y llena de mucho enriquecimiento personal como profesional. Más aún, un aspecto o mejor dicho momento impactante durante todo el evento, fue el reconocimiento a nuestra presidenta Jeannette Ortiz Ortiz por la Presidenta de Ms. JD, Raychelle Tasher al reconocer su cuento como Ms. JD Fellow y hablar sobre sus experiencias de “networking” con integrantes del Army JAG Corps, siendo la Capitana Taylor Mattson una de las licenciadas parte de la presentación. Fue sin duda un momento lleno de mucho orgullo y prestigio el que se haya reconocido a una de nuestros miembros ante toda la comunidad del Ms. JD y cómo el participar de estos eventos abre puertas a rumbos que uno quizás nunca imaginó optaría.

Fue sin duda un momento lleno de mucho orgullo y prestigio el que se haya reconocido a una de nuestros miembros ante toda la comunidad del Ms. JD y cómo el participar de estos eventos abre puertas a rumbos que uno quizás nunca imaginó optaría. Es fruto de la perseverancia y de este cambio constante y la presente diversificación en el campo profesional del Derecho en todos sus aspectos, lo cual impulsa a buscar opciones más allá de los grandes bufetes o corporaciones y adentrarse en campos que verdaderamente son voz del cambio y expansión de la diversificación global que afronta toda profesión.

 

IMG_20160219_193849
Actual Presidenta de Ms. JD, Raychelle Tasher, cerrando la Conferencia.

Este año la conferencia del Ms. JD ayudó a cada miembro de este capítulo a expandir sus horizontes, a salir de su zona de conformidad y a sin duda alguna sentir gran orgullo por quiénes son y las metas y logros que se proponen y alcanzan. Son estas plataformas y oportunidades que merecen ser reconocidos y fomentados en todas las facultades no sólo de Derecho sino como programas conjuntos a las universidades a nivel global por lo cual es un camino a reconocer el cambio, la diversidad y ser individuos más conscientes de sus orígenes y a no enmascararlos, sino sacarle provecho y ser proactivos ante las oportunidades que se nos presenten y sobre todo promulgar una educación eficiente en cuanto al cambio.

*Viviana Ali Fortuño es actualmente estudiante de Derecho de la Universidad de Puerto Rico y candidata a graduación. Ha sido mentora de NWLSO desde sus inicios en el 2014 y sus intereses son el litigio federal y propiedad intelectual. Viviana es bailarana profesional desde sus 15 años y posee un bachillerato en Ciencias Sociales de la Universidad de Puerto Rico. Como estudiante de primer año trabajó en Martínez-Alvarez, Menéndez-Cortada, Lefranc-Romero PSC y fue partícipe del taller de práctica legal en el Departamento de Justicia en el área de litigio federal. Es coordinadora de eventos y en su tiempo libre le gusta bucear e ir a la playa. 

 

 

Women of UPR Law

Being a law student has been a dream come true. To me, the most difficult part of law school is balancing personal things and school work. It can be overwhelming but I remind myself of what Jillian Michaels said: “It’s not about perfect. It’s about effort, and when you implement that effort into your life every single day, that’s where transformation happens. That’s how change occurs. Keep going. Remember why you started.”

My advice to anyone considering law school is to embrace the challenges that will come every day. One of those is to show the world that women are capable of being in leadership positions. We need to embrace change, love each other, and show the world that we can do it. If it doesn’t challenge you, it won’t change you.

(Karla Carrillo Russe, Class of 2017)
karlacarillorousse